Aumentar la atención a los colombianos en el exterior y en frontera, entre las metas del PND en el sector de Relaciones Exteriores

8/05/2019

Bogotá (may. 8/19). Aumentar y mejorar la atención a los colombianos en el exterior y en las zonas de frontera hace parte de los objetivos que el Gobierno Nacional, a través de la Cancillería, ha dispuesto en el Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Para lograrlo, el PND contempla metas para el cuatrienio como aumentar de 790.000 a 1.185.000 los colombianos en el exterior que están registrados en el sistema de información de registro consular; promover la realización de consulados móviles, sábados consulares y atención continua o extendida; y habilitar 10 trámites y servicios a través de la aplicación móvil Miconsulado, entre otros.

También se contempla mejorar los servicios y asistencia a los connacionales al implementar en cada consulado una guía del inmigrante propia, así como un asesor jurídico y/o social.

En el caso de las zonas de frontera, se ha identificado que en estas regiones las brechas socioeconómicas son superiores hasta en un 30 % en comparación con el promedio nacional, por lo que una de las metas del PND es aumentar de 808 a 1008 el número de iniciativas de desarrollo e integración fronteriza en cabeza del Ministerio de Relaciones Exteriores, así como fortalecer la presencia del Estado en estas zonas.

Respecto a la atención a los grupos étnicos en Colombia, el PND contempla compromisos como la inclusión en la agenda bilateral con los países fronterizos de la negociación de tratados en materia de doble o múltiple nacionalidad para los pueblos indígenas; proyecto productivo para comunidades del Pueblo Rrom en Cúcuta y Pasto que permita mejorar las condiciones de vida de sus patrigrupos familiares y la divulgación y presentación del examen del concurso de ingreso a la Carrera Diplomática y Consular en ciudades como San Andrés y Quibdó.

Igualmente, desde la Cancillería se buscará una respuesta oportuna a las cambiantes dinámicas migratorias para apuntar a una migración ordenada, segura y regular, así como convertirnos en un país que atraiga capital humano calificado, por lo que se fijó como meta el otorgamiento de 90 mil visas a migrantes y visitantes durante el cuatrienio.